La boda de Alejandra y Juan

La boda de Alejandra y Juan
“Juan y yo nos conocíamos de pequeños, ya que veraneábamos en el mismo lugar.
De pequeños nos veíamos cada verano, pero hubo una temporada que dejamos de vernos…pasaron los años y nos reencontramos.
Yo estudiaba segundo de arquitectura, inmersa en el orden, las entregas y cientos de horas de trabajo en maquetas y planos cuando mi polo opuesto se volvió a acercar a mí, jajaj!
Al principio no teníamos nada que ver, la verdad…pero eso molaba tanto que poco a poco empezamos algo que perdura y espero lo hará durante mucho tiempo.
Cuando nos casamos, llevábamos 8 años juntos”
En agosto de 2017 en Lanzarote se produjo la pedida donde Alejandra respondió con un rotundo sí. 
 
Durante más de un año prepararon su boda con mucho cariño y nervios de que llegase el día. Alejandra contó con ventaja y es que sus hermanas Tam y Carli son las que se encuentran detrás de lawebdeOhlalá, wedding y event planners. Son una familiar que disfruta mucho de los festejos y de cada uno de sus detalles por lo que todos colaboraron para que la boda fuese todo un éxito y ¡así fue!
 
La ceremonia tuvo lugar en la Parroquia de la Asunción de Urroz el 8 de septiembre en Navarra. 
 
 
“La llegada fue…BRUTAL, no pude estar más feliz cuando vi que Juan lloraba al verme entrar.
La música, los árboles de la iglesia…todo todo era MÁGICO. Fue una ceremonia preciosa, el coro nos deleitó con un auténtico concierto”
 

La celebración tuvo lugar en una finca privada en Echalaz, Navarra.  
El cocktail lo ambientaron con un chill out donde no faltó el mimbre, toldos y cojines. Las diferentes estaciones del catering, Maher catering, se cubrieron con sombrillas balinesas. 

A su entrada a la comida sonando de fondo Coldplay y su “viva la vida”, les esperaban una combinación de mesas redondas y alargadas vestidas con mantel estampado de flores las redondas y mantel liso con servilletas en el mismo estampado que las anteriores para las alargadas. Todo ello cubierto con una carpa con palos de bambú. 

JacobGea fue el encargado de amenizar el banquete con su música. 

“Juan no es nada de bailar y teníamos claro que no haríamos algo común. Pensábamos en algo sencillo…pero 4 días antes de la boda Juan contrató de sorpresa a un profesor que nos enseñaría una pequeña coreo en la que combinaríamos algo lento con algo movido”
 
Así que fue en el jardín donde hicieron su coreografía ante la atenta mirada de sus invitados los cuales alucinaron con el montaje. 
 
 
El novio llevaba chaqué de Tomblack y corbata de azul 1989 regalo de la novia. 

La novia llevó un diseño de Santa Eugenia Atelier precioso y juvenil. Tanto el coletero como el velo eran de Santa Eugenia. 

Los zapatos, unas sandalias con plataforma en tono nude, eran de Lola Cruz

Del peinado y maquillaje se encargó el equipo de Oui Novias



“Me cambié a un vestido que me regaló mi hermana peque y la corona que llevé después me la hizo mi hermana mayor. Los pendientes que llevé en la fiesta junto con todo esto fueron de Verbenamadrid
 
 
“La bata con la que me preparé me la hizo mi mami, era de plumeti y tenía bordadito en rosa un Ale en uno de los bolsillos…fue una sorpresa genial que me dio en mi cumple”
 
 
Todas las fotografías corrieron a cargo del equipo de Click 10
 
❤❤❤
 

Escribir un comentario

Tu email no será publicado.