La boda de Isabel y César

La boda de Isabel y César

Isabel y César se casaron un 21 de julio, la misma fecha de boda que los padres de la novia. Lo hicieron en el pueblo de Ayllón, lugar donde el novio vivió hasta los 18 años. Tiene allí una casa y su condición para casarse era poder celebrarla allí. Una boda familiar y acogedora preciosa.Antiguamente en los pueblos la novia hacía el camino hacia la Iglesia andando, y así lo hizo Isabel. Tras una ceremonia de lo más emotiva emprendieron camino hacia la casa familiar a disfrutar del catering de Casa Vallecas.

 

Las madres de los novios se implicaron mucho en la creación de detalles para el jardín donde tendría lugar la celebración. César, arquitecto de profesión, se encargó de toda la papelería de la boda.

Isabel llevaba un vestido diseño de Inés Martín Alcalde, ¡precioso! Las mangas me parecen super originales y todos los detalles bordados del cuerpo una auténtica maravilla.

Lució zapatos de Gianvito Rossi, unos pendientes que fueron regalo de pedida de los padres del novio, la sortija de Barcena con la que César le pidió matrimonio y ese algo azul que perteneció a su abuela.

Rebeca Pulido se encargó de realizar su maquillaje de novia, muy natural, y una coleta baja con un remate especial a la que le anudaron el velo.

En la pista de baile, el mejor amigo del novio, interpretó la canción Somenthing Stupid. Más tarde Hey Mickey y el violinista Pablo Bustos se encargaron de animar a todos los invitados.

Dieron como detalle para las invitadas unas pulseras personalizadas con mensaje de Nat and Belle y en la recena sorprendieron a los invitados con productos típicos de la tierra como bollos preñados y nachos de morchilla.

Todo el reportaje fotográfico corrió a cargo de Daniel Santalla, además de gran persona es un grandísimo profesional y todas sus bodas tienen un encanto especial.

Preciosa pareja y preciosa boda

 

Escribir un comentario

Tu email no será publicado.