La boda de Lucía y David

La boda de Lucía y David

“David y yo nos conocimos estudiando en Ávila, por medio de un amigo que teníamos en común. Fue una relación que empezó poquito a poco, de manera muy bonita, con mensajes de buenas noches y llamadas de buenos días, con apariciones inesperadas en la estación de tren y largas tardes de paseos en verano, días de estudio en la biblioteca y noches de fiesta con amigos en común. Y de esto hace ya diez años”

“La pedida fue en la celebración de mis 30, con nuestras familias; después del postre, fue cuando me lo pidió, sonando “Marry you” de Bruno Mars”

Se casaron el 8 de julio de 2017, en la Iglesia de San Nicolás, parroquia de la novia donde fue bautizada y donde sus padres se casaron.

 

“Fue un momento muy emotivo cuando mi padre y yo entramos por esa puerta por la que tantas veces había soñado de niña entrar vestida de blanco. Y sonaba el Canon de Pachenbel, con contrabajo, violín y piano. Y allí estaba David, guapísimo e impecable, como a él le gusta ir y con la cara de ilusión y nervios (de los buenos) que tanto me gusta a mí”

Del catering de la boda, celebrada en el Pazo de Orto, se encargó JosmagaSu presentación es tan exquisita como su producto.

“David es de León y yo de Coruña, pero como te decía, nos conocimos en Ávila (a la que guardamos mucho cariño) y de ahí, hemos vivido en diferentes sitios, por diferentes motivos. Casi 4 años en Bristol, de donde guardamos recuerdos preciosos y otros más complicados, los que implican estar lejos de tu gente. Después vivimos en Galicia y ahora, desde hace una temporada, vivimos en Madrid, donde hemos encontrado nuestro sitio. Y parte de esta historia, es la que se escribe en los meseros de nuestra boda; queríamos nombrar a las mesas de una manera bonita y sobre todo, que significase algo para nosotros. Cada mesa tenía el nombre de una zona de cada uno de los sitios donde habíamos vivido, además de nuestras dos ciudades de origen”

David se decidió por un chaqué azul, chaleco cruzado de pata de gallo, gemelos de plata de TOUS (prestados por su íntimo amigo Javi, para que le diesen suerte), camisa de la sastrería Camille Le Mans, corbata azul de topitos, pañuelo blanco de seda y zapatos de YANKO. Y el reloj de pedida de Baume & Mercier.

Lucía eligió a las chicas de 6eme galerie para el diseño de su vestido. Un diseño sencillo y elegante de estilo juvenil. Lo combinó con zapatos de Hanibal Laguna.

“Quería que mi vestido fuese un diseño español, y si podía ser de alguien de Coruña,  mejor. Además de lo que significaba que alguien de mi tierra me hiciese el vestido, implicaba que mi madre, mis hermanas o mis amigas podrían acompañarme a todas las prueba. Elegí a 6eme Galerie, Alba y Menchu, dos chicas jóvenes con talento a raudales, y además una de ellas la cuñada de mi íntima amiga Ampa. Me trataron con un cariño inmenso y confeccionaron desde cero el vestido que, además de encantarme, según mis amigas “era MI vestido””

María López, fue la encargada de hacerle esa trenza romántica pero un poco casual que buscaba. Antes de abrir el baile con se soltó el pelo, dejando solo el tocado de Mimoki que no puede ser más espectacular.

Del maquillaje se encargó Paula López .

“Tiene unas manos de oro y, con una paciencia tremenda,  consigue unos resultados impecables. Tiene un estilo muy natural pero extremadamente perfeccionado”

El ramo era de Madre Selva Flores, coordinado en los tonos con el tocado.

“En el ramo destacaba la medallita de Nuestra Sra del Rosario (patrona de La Coruña) de mi abuela Leo, que ahora siempre llevo al cuello; era muy sencillo, con rosas color té, ipericum en dos tonos de rojo-granate y eucalipto, coordinado con el tocado”

Álvaro Arribi fue el encargado de realizar todo el reportaje fotográfico.

“Mágico y precioso; repetiría cada uno de los achuchones, besos, miradas de complicidad y sonrisas entre nosotros y con nuestra gente”

Escribir un comentario

Tu email no será publicado.