La boda de Cintia y Pablo

La boda de Cintia y Pablo

Somos de A Coruña, nos conocimos con 18 años y a los 4 meses de relación mi ahora marido se fue a estudiar a Madrid. Y ahí comenzó la aventura. 7 años a 600km de distancia, recorriéndonos media España una vez al mes en todos los medios de transporte posibles: blablacar, avión, tren, autobús… Después yo conseguí trabajo en Madrid y por fin estábamos juntos.

La pedida fue una sorpresa total. En su 25 cumpleaños, organizamos una superfiesta para celebrarlo y después de yo hacerle un vídeo sorpresa con felicitaciones de todos sus amigos, la sorprendida fui yo. Unas palabras bonitas y de repente un novio agachado pidiéndome matrimonio delante de todos nuestros amigos, conocidos y familia… vaya sorpresa me llevé.

Y ahí empezamos a organizar todo, con un año de antelación…

Partimos de la base de que mi familia tiene una finca para eventos en A Coruña “Las Tinajas”, por lo que el sitio lo teníamos elegido. El siguiente paso fue la Iglesia, la que queríamos era imposible, había lista de espera así que nos decidimos por una capilla pequeñita en Santa Cruz (Oleiros). Aunque a tres días de la boda, el párroco que llevaba las dos iglesias, nos informó de que quedaba libre la iglesia que queríamos, así que no nos lo pensamos ni dos veces y cambiamos todo. Avisamos a los invitados por teléfono (250 invitados) y por fin, teníamos nuestra iglesia soñada. La iglesia de Santa Eulalia de Lians, una maravilla de iglesia y de entorno.

Lo único que teníamos claro cuando empezamos a organizar la boda, es que no queríamos una boda típica de mil horas comiendo. Íbamos a hacer una romería gallega. La cena la dividimos en dos ambientes. En una zona del jardín un buen aperitivo: una mesa de quesos espectacular, un cortador de salmón ahumado, cortador de jamón, empanadas gallegas y un puesto de mariscos (zamburiñas, navajas y mejillones). Después pasaríamos a la cena. Un jardín enorme decorado con luces de verbena y diferentes puestos en los que la gente iba comiendo lo que le apetecía: puesto de arroz, puesto de pescado (rodaballo) y puesto de carne (entrecot y solomillo de ternera) y un buen puesto de ensaladas y salpicón de mariscos.

Alquilaron el mobiliario en en2detalles.

Y de postre, ¡la bomba! una señora haciendo filloas al momento, las podías pedir solas o rellenas de Nutella, crema pastelera o nata. Todo un éxito. También contamos con una mesa de postres hecha por “Mis cookies creativas” que fue un espectáculo. Alrededor de un árbol, lleno de luces y de diferentes postres.

Y después de todo esto dimos paso a la fiesta. También dividida en dos ambientes. Hasta las 3-4 de la mañana tuvimos un grupo tocando música de los 80 un éxito tanto para los jóvenes como los no tan jóvenes. Y después pasamos a un salón cerrado a celebrar con el DJ. Hasta las 9 y media de la mañana. Y como no, no nos podemos olvidar de la recena: hamburguesas de McDonald’s para todos.

Fue un espectáculo de boda. La gente alucinó. Todo organizado por nosotros y hasta los puestos de la comida hechos por nuestra familia. Eso sí, para el propio día de la boda contamos con las chicas de Tamarola para que nos olvidásemos de todo y ellas fuesen las que se encargasen de coordinar a los proveedores.

Nosotros queríamos que la gente se sintiese especial y querida. Llena de detalles y de sorpresas. Fue un día inolvidable.

Cintia llevaba vestido de Claudia Llagostera, “después de visitar varios ateliers de novias en Madrid, fue conocer a Claudia y quedarme enamorada de ella”, que combinó con unas preciosas sandalias de piel de serpiente en color burdeos que le hicieron en Salo Madrid.

La peinaron en Loida peluquería, un recogido bajo sencillo adornado con un broche con el que se casaron su suegra y cuñada. Cristina de Skale fue la encargada de realizarle el maquillaje.

De su ramo así como de la decoración de la finca se encargó Silvana de Verdelar.

Del reportaje fotográfico se encargó Óscar Companioni  y del vídeo Documental de Boda “No sabes que maravilla, se lo recomiendo a todo el mundo. Hacen un video inolvidable. Graban todo desde que te estas preparando hasta que termina la fiesta. Y mezclan los momentos de la celebración con entrevistas de la gente que tu quieres, un recuerdo para toda la vida”.

 

¡Toda la felicidad del mundo para vosotros!

Escribir un comentario

Tu email no será publicado.